Las Prioridades de la Comisión Europea 2017

La Unión Europea atraviesa posiblemente unos de los momentos más difíciles desde su creación. Con multitud de frentes abiertos como las negociaciones para el Brexit o la desafección ciudadana hacia las instituciones europeas, la Unión debe recuperar el impulso y el dinamismo que en su momento la caracterizó.

En virtud del equilibrio institucional que rige la Unión, la Comisión Europea es de algún modo la encargada de revitalizar y acercar al ciudadano de a pie la Unión Europea debido a que tiene otorgada de forma exclusiva la iniciativa legislativa. Es por tanto responsabilidad de la Comisión realizar propuestas legislativas que sean útiles para los ciudadanos y las empresas, y de recuperar la ilusión de un proyecto que se encuentra sin un rumbo fijo y amenazado por las fuerzas políticas euroescépticas que cada día tienen más apoyo en los diferentes estados miembros.

El 2017 trae consigo un calendario electoral agitado con elecciones nacionales en Francia, Alemania, Holanda e incluso Italia, donde podremos medir el impacto de las nuevas fuerzas políticas euroescépticas a las que hacíamos referencia.  

En el presente informe, tratamos de analizar cuáles son las propuestas que la Comisión trae bajo el brazo para este año 2017, y de qué modo pretente esta institución volver a ser útil y solventar la desafección hacia las instituciones europeas.

Volver